martes, 2 de abril de 2013

CÓMO INFLUYE EL CONTEXTO EN LA INTERPRETACIÓN DE LA EXISTENCIA DE DIOS

Por: Héctor Salinas Castellanos

Comunicador Social y Periodista 

Especialista en Comunicación

hector.salinas@uptc.edu.co



Las millones de ideas que existen en el mundo acerca de Dios son una clara demostración de que cada ser humano visualiza los mismos acontecimientos de una forma diferente. Hay muchos aspectos que hacen que las personas conciban de distinta forma un mismo suceso, pero definitivamente la interpretación de un acontecimiento depende en gran parte del contexto y todo lo que éste conlleva.

Es muy cierto que el significado de los escritos tiene que ver con algunos factores relacionados con la gramática, la sintaxis, los signos de puntuación, la ortografía, la ubicación de las palabras dentro de las oraciones, el orden de las oraciones dentro del párrafo, la cohesión, la coherencia y otros de considerable importancia; pero el contexto juega un papel definitivo en la dimensión que adquieren los actos comunicativos.

El contexto se refiere a todas las circunstancias de diferente índole en que se suceden los acontecimientos como: las culturas, la historia, los lugares geográficos, las situaciones de orden político, los tiempos, el pasado y el presente.  Todo lo que gira alrededor de un evento hace parte del contexto, su entorno físico y cada uno de los aspectos desde los cuales se considera un hecho se circunscriben al contexto.

Por estas razones, el  contexto influye en la manera como las personas perciben los hechos y las situaciones; hace que el ser humano vea los hechos de diversas formas; el contexto marca la diferencia entre uno y otro significado; el contexto muestra que cada hecho tiene distintas perspectivas y por ende diversos significados.


La obra pictórica de Octavio Ocampo, "El Calvario", nos muestra varias imágenes de Jesús dentro de una misma situación: Su rostro; Jesús Crucificado; el calvario y otros elementos. La gráfica es un claro ejemplo de la visión que adquiere una imagen según la perspectiva en que se aprecie. 

Todo asunto tiene varios lados y cada uno de ellos genera visiones y puntos de vista diferentes; así son las palabras, las oraciones, los escritos y todos los sucesos, éstos se muestran de acuerdo a la perspectiva en que nos ubiquemos. Los hechos se suceden por lo general, en medio de diversas situaciones que deben tenerse en cuenta como: el qué, el cómo, el cuándo, el dónde y el por qué.




Tanto los objetos como los acontecimientos tienen diferentes caras. Protágoras, decía que “todo asunto tiene dos lados”, y esto se evidencia en la figura que aparece en este texto en la cual observamos desde una perspectiva columnas redondas; y desde otra, columnas cuadradas.

Al igual que sucede con las columnas de esta imagen que toman distintas formas de acuerdo con la perspectiva en que las veamos; así mismo ocurre en los escritos y en todos los sucesos de la vida, que se muestran según el contexto en que nos ubiquemos. Por lo general, todo evento adquiere una visión diferente según la posición en que nos encontremos.

¿Pero de qué manera el contexto da significado a las palabras, los escritos, los mensajes y todos los grandes acontecimientos?

Este escrito pretende mostrar la forma cómo el contexto influye en el significado de las palabras los escritos y los sucesos, tomando como ilustración el acontecimiento más importante del mundo: La existencia de Dios y el origen del universo, pues este particular tema,  deja ver que así como la existencia de Dios tiene millones de ideas en el mundo, así, todo evento genera de por sí muchos significados e interpretaciones como consecuencia de la función que cumple el contexto en las palabras y en los hechos.

Referirnos al tema de Dios para mostrar el gran impacto que tiene el contexto en el significado de todo cuanto ocurre nos convence que hay que tener muy en cuenta absolutamente todos los aspectos que están alrededor de éste acontecimiento para poderlo dimensionar en todo su esplendor; desconocer un solo elemento nos va a alejar de la posibilidad de alcanzar una interpretación real. 

No existe un evento en el mundo que haya generado tantos interrogantes, ni tampoco se conoce de un tema que haya producido infinidad de ideas, opiniones, teorías y  millones de creencias como la existencia de Dios. Por su condición excepcional este gran acontecimiento es muy propicio y pertinente para hablar del papel que juega el contexto en la interpretación y en el significado de todo suceso, pues la concepción de Dios, despierta muchas expectativas, susceptibilidades, emotividades, consideraciones personales, y en fin, confrontaciones, debates y toda serie de conceptos que se han exteriorizado  a lo largo de existencia de la humanidad.

La dimensión del concepto de Dios tiene en los distintos países del mundo tiene una connotación y una interpretación distinta.  En la India, es donde más formas de representarlo ha habido y esto ha hecho que en la religión Hindú se hayan venerado a más de trescientos millones de Dioses.

En estas infinidades de maneras de concebir a Dios se concluye -que si bien es cierto- todos lo imaginamos diferente, lo único semejante y real en los seres humanos con relación a Dios, es la intuición y la percepción acerca de su existencia, independientemente de las religiones, las culturas, las formas, la imagen o la noción  o imagen física o espiritual. Lo cierto es que gran parte de la población mundial tiene un Dios; un Dios distinto en el que todos creen. 

Es muy importante destacar que la noción que cada quien tiene de Él depende en un alto porcentaje de los ámbitos en que se haya desarrollado, pero fundamentalmente del conocimiento, estudio y análisis de todo lo que tenga que ver con sus contextos sociales, científicos, culturales, geográficos, religiosos, teológicos, históricos, de espacio, tiempo, lugar y por supuesto, desde los ámbitos de la metafísica y espiritual sin desconocer la fe, la reflexión y la lógica. 

Cada una de las teorías, opiniones, consideraciones y puntos de vista que se darán a conocer a continuación desde varios contextos,  despejan de alguna forma  la gran pregunta  intitulada en este escrito: ¿Cómo influye el contexto en la interpretación de la existencia de Dios? ya que muestran que la interpretación y comprensión de todos los acontecimientos y particularmente el de la existencia de Dios, dependen en gran parte de los contextos en que se aborden. Antes de dar a conocer, cada una de ellos, considero preciso puntualizar sobre los siguientes aspectos:
  1.  Para comprender plenamente un evento hay que tener en cuenta todos los contextos, pues el desconocimiento de uno solo de ellos puede alejar de la realidad respecto de su verdadera dimensión.
  2. Cada contexto desde el cual se aborde un acontecimiento merece un análisis y un estudio concienzudo para lograr una comprensión un poco más acertada de lo sucedido.
  3. Adquirir una interpretación aproximada de todo aquello que tiene relación con Dios y con cada uno de los temas que existen  demanda asumir posiciones neutrales; desprenderse de tradiciones; saber relacionar situaciones; comparar; contrastar; valorar las tesis existentes; distinguir entre lo general y lo específico; establecer hechos y situaciones significativas; no imponer criterios;  no hacer prejuicios, y en fin, conocer cada una de los significados e interpretaciones que causa el contexto en un suceso.
Veamos los más importantes contextos  acerca de la existencia de Dios.

Dios tiene en los distintos países del mundo una connotación y una interpretación diferente, según el contexto social y cultural. En las religiones monoteístas como el catolicismo, el cristianismo, el islam, el zoroastrismo y el judaísmo se cree en un solo Dios como el Creador absoluto de todo el universo;  mientras que en religiones politeístas como el hinduismo, se venera a cientos de millones de dioses y diosas.

 Las culturas, las religiones, los lugares, las épocas son las que hacen que los diferentes grupos sociales del mundo conciban de diferente forma la imagen de Dios.  Hay quienes consideran a Dios como una invención del ser humano, mientras que otros, consideran a Dios, una fuerza suprema y poderosa más allá del universo.
Así como la idea de Dios es igual entre una y otra religión, en algunos casos, también es diferente entre  la misma religión, como se ve manifestado en religiones politeístas y monoteístas. Como ya se indicó, en religiones politeístas como la  hinduista se tiene por lo menos  300 millones de ideas acerca de dioses y diosas; mientras que en religiones monoteístas como el catolicismo, el cristianismo, el islam, el zoroastrismo y el judaísmo, se adora a un solo Dios.

Dios ha ido adquiriendo centenares de nombres en todo el mundo, como Jehová, Alá, Padre Celestial, Jesucristo, Dios Todo Poderoso, Dios de los cielos y de la tierra.  Desde la perspectiva del profeta Mahoma, Dios tiene 99 nombres o calificativos que hacen referencia a atributos divinos. La existencia de los 99 nombres se debe a un hadiz (dicho atribuido al profeta Mahoma, Muhammad ). Los nombres han sido extraídos del Corán y de la Sunna.  http://es.wikipedia.org/wiki/99_nombres_de_Dios
En contextos de los creyentes, Dios, es la representación que se da al Ser Supremo, Omnipotente y personal, Autor del Universo. Dios es concebido como el creador sobrenatural y supervisor del universo. http://es.wikipedia.org/wiki/Dios.
Desde otros contextos, Dios, tiene concepciones muy distintas como se evidencia en millones de culturas de todo el mundo, en religiones y en infinidad de creencias y filosofías donde hay multiplicidad de concepciones y de interpretaciones como lo veremos más adelante a lo largo de este escrito.
Desde contextos históricos y religiosos se ha referenciado los dioses de los politeístas; de Olimpo; del hinduismo; de los egipcios; de los romanos; de los chinos; de los indígenas, de los mayas, de los incas; de los de Mesopotamia; de la India; de la mitología griega y en fin, los dioses de  muchas creencias. Estas gráficas muestran de diversos dioses de culturas y religiones milenarias.

Los dioses de la India. 



Los dioses de la mitología griega.

     

 Los dioses de los egipcios.





En el politeísmo que es un sistema religioso, no creen que haya un solo Dios, sino que creen en la existencia de múltiples dioses o divinidades, normalmente organizadas en una jerarquía o panteón, con características individuales claramente identificables.
http://es.wikipedia.org/wiki/Polite%C3%ADsmo

Algunos gobernantes humanos, tales como los faraones del imperio medio, los emperadores japoneses y algunos emperadores romanos han sido deidades o Dioses adorados por sus súbditos incluso en vida. El primer gobernante de quien se sabe que reclamó su divinidad es Naram-Sin (siglo XXII a C.) En muchas culturas se cree que gobernantes y otras personas prominentes o santas se transforman en deidades tras su muertehttps://es.wikipedia.org/wiki/Deidad

En países de Asia, Europa, América, Oceanía y África la figura de Dios, tiene una representación distinta.  Los hinduistas veneran a dioses totalmente diferentes, desde espíritus, árboles e incluso animales.

Lo cierto es que hay unas 300 millones de deidades en el hinduismo pero los miembros de esta religión dicen que eso no importa ya que detrás de todos esos dioses el espíritu es el mismo.

Los dioses de esas culturas que más destacan son Brahma, llamado “creador” del mundo), Vishnú (conservador) y Shiva (destructor), este último es el dios de la destrucción ya que los hinduistas creen que todo lo que ha sido creado ha de ser destruido y así poder volver a crearse otra vez.  http://www.viajeporindia.com/india/religion/hinduismo.html

En el mundo existen por lo menos 70 religiones, lo cual genera muchísimos pensamientos acerca de Dios.  Entre religiones, sectas, escuelas, doctrinas, grupos, movimientos, conjunto de iglesias y organizaciones religiosas, ésta es la relación detallada que aparece en la página https://es.wikipedia.org/wiki/Religi%C3%B3n.

Bahaísmo, Budismo, El Cristianismo centrada en la figura de Jesús de Nazaret, presente en casi todo el mundo. Iglesia católica, movimiento Rastafari,  Iglesia ortodoxa, Mormonismo, Iglesia Anglicana, Luteranismo, Calvinistas vertiente del Cristianismo, Iglesia Bautista o Baptista, Metodismo, Pentecostalismo, Sociedad Religiosa de los amigos que se conoce como los cuáqueros caracterizada como una comunidad religiosa disidente en Inglaterra; Iglesia unitaria; los universalistas; Iglesia Unificada de Cristo; Iglesias adventistas o derivadas del adventismo; Familia de iglesias de carácter conservador o literalista la mayoría originadas en Estados Unidos, que esperan un inminente retorno de Cristo; Davidianos, Cristadelfianos conocidos también como hermanos de Cristo; Conferencia General de Dios; Iglesia de Dios y los Santos de Cristo; Adventistas del Séptimo Día, Testigos de Jehová, Espiritismo también llamado doctrina espiritista; Hinduísmo, Advaita Vedanta; Krisnaísmo; Shivaísmo; Visnuísmo; religiones indígenas; Yoruba (Yorubá);  Vudú; Santería; Candomblé;  Kimbanda; Africanas; Umbanda; Animismo; Americanas; Andinas; Mexicanas; Asiáticas; Chumanismo; Chondogyo; religión tradicional de la China; Australianas; Chamanismo; Fetichismo; Totemismo; Islam basado en las enseñanzas del Coran escrito por el profeta Mahoma a principios del siglo VII; Chiismo; Sufismo; Sunismo; Jainismo; Judaísmo, basado en las enseñanzas de la Torá, (el actual Antiguo Testamento) y el Talmund, el Judaísmo Conservador; el Ortodoxo; Reformista; Secular; Caraísmo; Mandeísmo; Neopaganismo, Shinto, Sijismo, Samaritanaismo, Taoísmo; Yazidismo; Yainismo y el Zoroastrismo.

Estas religiones constituyen distintas formas de representar a Dios. Por lo general, cada religión tiene una percepción diferente de Dios, lo cual hace ver que la dimensión de Dios, depende en gran parte del contexto religioso en que se aborde. 


La Biblia nos revela que Dios es el “Padre” y Jesucristo es su “Hijo”. Esta diferencia está implícita desde el comienzo de la revelación de Dios (Génesis 1:1), con el uso de la palabra hebrea Elohim (que es la forma plural de la voz hebrea Eloah, que significa “Dios”). Como podemos ver en Génesis 1:26, el uso del pronombre nuestra en relación con la palabra Elohim nos indica que siempre ha existido comunicación entre estos dos seres”





La Biblia señala que Jesucristo subió en Cuerpo y Alma al cielo y que por lo tanto nunca se iría a encontrar el Cuerpo de Jesús. Tres días después de su muerte y hasta la actualidad, se siguen buscando e investigando acerca de lo que pudo haber ocurrido y no obstante no se ha hallado nada, lo cual confirma que se trataba del Hijo de Dios.




Con toda la razón se ha indicado que la Biblia ha vaticinado muchos hechos que han tenido ocurrencia durante el transcurso de la vida.  La venida de Jesucristo fue un acontecimiento que se había anunciado a la humanidad con mucho tiempo de antelación. 


Algunos científicos indican que el fenómeno que ocurrió en el Mar Rojo se presentó efectivamente, pero no causado por Moisés, sino por  un fuerte viento que desde el este sopló las aguas. Si hipotéticamente hubiese ocurrido tal y como lo aseguran esos científicos surgen varios interrogantes: ¿Por qué la separación de las aguas en el mar rojo se produjo justamente en el preciso instante en que el pueblo de Israel llegaba al mar perseguido por el ejército egipcio del faraón?  y ¿por qué  jamás se han vuelto a abrir las aguas del mar por causa de los fuertes vientos? 

                                                                           


Vamos la información completa: 


Simulaciones de ordenador, parte de un estudio mayor sobre cómo los vientos afectan a las aguas, mostraron que el viento puede empujar y hacer retroceder el agua cuando una curva de río se funde con una laguna costera, señaló el equipo del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR por sus siglas en inglés) y la Universidad de Colorado en Boulder. “Las simulaciones encajan de forma bastante cercana con el relato en el Éxodo”, dijo Carl Drews de NCAR, que lideró el estudio.
“La separación de las aguas puede entenderse mediante dinámica de fluidos. Los vientos mueven el agua de una forma acorde a las leyes de la física, creando un pasaje seguro con agua a ambos lados y permitiendo luego volver al agua de forma abrupta”, indicó.
Los textos religiosos difieren levemente en el relato, pero todos describen a Moisés guiando a los israelitas fuera de Egipto, por delante del Ejército del faraón unos 3.000 años atrás. El mar Rojo se abrió para dejar a Moisés y sus seguidores pasar de forma segura, cerrándose luego sobre los perseguidores y ahogándolos.



El relato de Israel y las diez plagas no fue una fantasía sino una realidad. Lo que verdaderamente aconteció está narrado en el libro del Éxodo. Javé Dios Hebreo; Moises.  Se hablan de las 10 plagas que cayeron sobre Egipto.  ranas, piojos, insectos, peste, granizo, lagostas, la oscuridad del cielo, la muerte de todos los primogénitos de los egipcios incluidos el hijo de faraón. 

Contexto pictórico


La  "Creación del Sol y la Luna" de Miguel Ángelplasmada pictóricamente en su obra “La Capilla Sixtina”  es un ejemplo de cómo se representa a Dios Padre en el arte occidental http://es.wikipedia.org/wiki/Dios.








Desde el contexto espiritual, está representado por una luz blanca y resplandeciente que simboliza la pureza. 


Desde el contexto teológico Dios,  es una suprema deidad.


Dios es el nombre que se le da en español a ser supremo, omnipotente y personal en religiones teístas y deístas (y otro sistemas de creencias) http://es.wikipedia.org/wiki/Dios. Dios es concebido como el creador sobrenatural y supervisor del universo.

 Desde el contexto de los cristianos, se cree en Dios  Padre, en Dios Jesucristo y en Dios Espíritu Santo.


Contexto Cristiano 


Se representa mediante la imagen de Jesús crucificado. 

Jesús de Nazaret, también conocido como Jesús, Cristo o Jesucristo, es la figura central del cristianismo y una de las figuras más influyentes de la cultura occidental. La mayoría de las denominaciones cristianas es el Hijo de Dios y, por extensión, la encarnación de Dios mismo. Su importancia estriba así mismo en la creencia de que, con su muerte y posterior resurrección, redimió al género humano. El judaísmo niega su divinidad, que es incompatible con su concepción de Dios. En el islam donde se lo conoce como Isa, es considerado uno de los profetas más importantes.   http://es.wikipedia.org/wiki/Jes%C3%BAs_de_Nazaret

 Dios es simbolizado como un Ser inimaginable, que existe y que es el Creador único del       universo.

   
  



     

Existen muchas doctrinas que reconocen a Dios como Ser Supremo y autor  único de la vida. Hay sin embargo religiones que niegan la existencia de dioses como el budismo y el jaonismo que contienen una gran cantidad de elementos sobrenaturales como ser la creencia en la reencarnación. 

http://www.gotquestions.org/Espanol/politeismo.html#ixzz2X4yL1CKs

En las diferentes ideas acerca de Dios y en los diversos significados tanto de las palabras, los escritos y los hechos,  el contexto juega un papel importante, pues, no solo genera visiones diferentes, sino que –en algunos casos-  le da un giro totalmente adverso a lo que semántica y literalmente representa una palabra o un hecho. 

El significado de Dios, por lo general representa el bien, la bondad, la sabiduría, la misericordia, la justicia; pero contextos culturales y en contextos simbólicos dios no representa lo bueno, sino todo lo contrario. En la mitología egipcia, por ejemplo, existió Seth, o Set, dios ctónico, deidad de la fuerza bruta, de lo tumultuoso, lo incontenible. Señor de lo que no es bueno y las tinieblas, dios de la sequía y del desierto. Seth fue la divinidad patrona de las tormentas, la guerra y la violencia, también fue patrón de la producción de los oasis (dinastía XIX). http://es.wikipedia.org/wiki/Seth


Los hinduistas también tienen el dios de la destrucción, Shiva.

En el marco del hinduismo Shiva o Shivá (शिवः Śivá, ‘auspicioso’) es uno de los dioses de la Tri-murti (‘tres-formas’, la Trinidad hinduista), en la que representa el papel de dios destructor junto con Brahma (dios creador) y a Visnú, dios preservador).Dentro del Shivaísmo es considerado el dios supremo.
http://es.wikipedia.org/wiki/Shiv%C3%A1



Desde el contexto del monoteísmo 

Dios es único y significa algo supremo, relacionado con ideas y conceptos filosóficos, distinto a un ser personal con atributos antropomórficos, nombres, e incluso etnia.Desde el contexto teológico se argumenta que la Biblia habla de “dioses” en plural (Éxodo 20:3; Deuteronomio 10:17: 13:2; Salmos 82:6; Daniel 2:47).  Pero la gran mayoría de las Escrituras del Antiguo Testamento que hablan de “dioses” se están refiriendo a dioses falsos, aquellos que claman ser dioses pero que no lo son

.Desde la religión católica. 

“Creemos que Dios es el Soberano del universo, que existe por sobre todas las cosas. Dios es Espíritu (Juan 4:24) y vive en una dimensión diferente de la de los seres humanos, que son de carne y hueso. Por lo tanto, nuestro entendimiento y percepción de Dios están basados en la revelación que Dios nos ha hecho por medio de su Palabra escrita, la Biblia.La Biblia enseña claramente en contra del politeísmo. Deuteronomio 6:4 nos dice, “Oye, Israel: JEHOVÁ nuestro Dios, JEHOVÁ uno es.” Salmos 96:5 declara, “Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; pero JEHOVÁ hizo los cielos.” Santiago 2:19 dice, “Tú crees que Dios es uno; bien haces.También los demonios creen, y tiemblan.” Creer en el único Dios verdadero requiere que vivamos esa creencia.

Desde el contexto espiritual

La palabra “espíritu”, se refiere sólo a la parte inmaterial del hombre. La raza humana tiene un espíritu, pero nosotros no somos un espíritu. Sin embargo, en la Escritura, sólo los creyentes, aquellos en quienes habita el Espíritu Santo, se dice que están “espiritualmente vivos” (1 Corintios 2:11; Hebreos 4:12; Santiago 2:26), así como los no creyentes están “espiritualmente muertos” (Efesios 2:1-5; Colosenses 2:13). En los escritos de Pablo, el “espíritu” era el eje de la vida espiritual de un creyente (1 Corintios 2:14; 3:1; 15:45; Efesios 1:3; 5:19; Colosenses 1:9; 3:16). El espíritu es el elemento que le da al hombre la habilidad para tener una relación íntima con Dios. Siempre que se usa la palabra “espíritu”, se refiere a la parte inmaterial del hombre, incluyendo su alma.

Desde el contexto del alma

La palabra “alma” se refiere no solamente a la parte inmaterial del hombre, sino también a la parte material. Más que el hombre tenga un “espíritu”, el hombre es un alma. En su significado más básico, la palabra “alma” significa “vida”. Sin embargo, la Biblia va más allá de la “vida” y se adentra en muchas áreas. Una de esas áreas es el deseo del hombre por pecar (Lucas 12:26). El hombre es malo por naturaleza y por consecuencia, su alma está corrompida. El principio de la vida es quitado al momento de la muerte física (Génesis 35:18; Jeremías 15:2). El “alma” como el “espíritu” es el centro de muchas experiencias espirituales y emocionales (Job 30:25; Salmo 43:5; Jeremías 13:17). Siempre que la palabra “alma” es usada, puede referirse toda la persona, viva o después de muerta.



El “alma” y el “espíritu” son similares en la manera en la cual son usadas en la vida espiritual del creyente. Son diferentes en sus referencias. El “alma” es la visión horizontal del hombre con el mundo. El “espíritu” es la visión vertical del hombre con Dios. Es importante entender que ambos se refieren a la parte inmaterial del hombre, pero sólo el “espíritu” se refiere al caminar del hombre con Dios. El “alma” se refiere al caminar del hombre en el mundo, ambos material e inmaterial.





En los análisis realizados  a voluntarios de diferentes confesiones religiosas en sus momentos de meditación, se ha podido apreciar cambios en el cerebro, el cual se conecta con una realidad oculta más allá del universo físico que es la base de las tradiciones religiosas.




Existe número considerable de científicos que señalan su creencia en Dios y se basan en la perfección de la naturaleza, la ley de la gravedad y otros fenómenos físicos, la estructura molecular y el diseño inteligente del ADN,  las matemáticas y otros hechos que demuestran que el autor indiscutible del universo es Dios.

Conozcamos las teorías y las manifestaciones de notables científicos acerca de la existencia de Dios y el origen del universo.


Albert Einstein, define a Dios, así: «Creo en un Dios que se revela en la armonía de todo lo que existe, no en un Dios que se interesa en el destino y las acciones del hombre». No creo en el Dios de la teología, ni de las religiones. No creo en el Dios que premia las buenas obras, ni que castiga el mal. Mi Dios creó las leyes que se encargan de eso. Su universo no está gobernado por fantasías  sino por leyes inmutables. http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Einstein


     Para Baruch de  Spinoza,fundador de la filosofía Panteista: “Dios es todo lo material y a su vez todo lo espiritual. Absolutamente todo en este universo es parte de Dios, incluido el hombre. El hombre está constituido de cuerpo y alma, haciéndolo parte de este mismo Dios. Aquello que impulsa los acontecimientos, el motor primario que mueve todo en el universo, es la esencia misma de este Dios, es un Dios Universal, multimanifestado desde átomos hasta galaxias”. http://es.wikipedia.org/wiki/Baruch_Spinoza 

·   Para Carlos Marx la palabra Dios, significa sumisión, debilidad y miedo.Siguiendo a Feuerbach, Marx consideraque no es Dios quien crea al hombre sino el hombre a Dios.
Carlos Marx, afirma que, la religión le resta capacidad, energía y determinación para cambiar las situaciones sociales, políticas y económicas que son las realmente culpables de su sufrimiento. En este sentido Marx dice que la religión es el “opio del pueblo”, pues, en definitiva, adormece el espíritu revolucionario que de otro modo tendría el ser humano.

¿Se salía de contexto Karl Marx, cuando ligaba el concepto de religión con el de creencia en Dios?  Cierto o no, lo único real, es que los deístas, aunque no son religiosos, si son convencidos de la existencia de Dios: “Un deísta es aquel que se inclina a aseverar la existencia de Dios, pero no practica ninguna religión”. https://es.wikipedia.org/wiki/De%C3%ADsmo


Desde la teoría de la evolución del británico Charles Darwin.

Esta se refiere a la evolución de las especies a través de la selección natural. 
   "Darwin expuso que todas las formas de vida evolucionaron de antepasados comunes. Igualmente defendió la teoría de la abiogénesis  que se refiere al estudio del origen de la vida a partir de materia inorgánica, la cual fue desvirtuada por Louis Pasteur. 
La teoría de Darwin, solo se limitaba a la explicación científica de la naturaleza, sin entrar en hipótesis sobre la creación del mundo o del alma humana,  que son cuestiones metafísicas"El Magisterio está interesado directamente en la cuestión de  la evolución, porque influye en la concepción del hombre" 


Antony Flew, el  “Ex papa de los ateos”.


La investigación del ADN, realizada por los biólogos ha demostrado mediante la casi increíble complejidad de las condiciones necesarias para producir vida que la inteligencia tuvo que estar involucrada. (Y que una materia que provenga de la nada no puede ser inteligente).
Con estas palabras el científico Antony Flew, -quien por muchos años fuera conocido como el papa de los ateos- aceptó que en la creación del ser humano intervino la mano de un Dios Creador. “Me convencieron de que está fuera de discusión el hecho de que la primera materia viva evolucionó a partir de materia muerta y luego se desarrolló en una criatura extraordinariamente compleja”.  http://www.islamreligion.com/es/articles/265/

La investigación  de ADN que Flew cita como una razón fundamental para su cambio de opinión ha revelado de hecho datos sorprendentes sobre la creación.

La composición helicoidal de la molécula de ADN, su posición del código genético, los lazos nucleótidos que rechazan el azar ciego, el almacenamiento de cantidades enciclopédicas de información y muchos otros hallazgos asombrosos han revelado que la estructura y la función de esta molécula fueron establecidas para la vida con un  diseño especial.

Se ha vuelto excesivamente difícil incluso pensar en construir una teoría naturalista de la evolución de aquel organismo reproductor.

Del análisis científico que menciona Flew, se deduce que el ADN, actúa como unos códigos que simultáneamente envían y  reciben una serie de señales o estímulos para que los diferentes órganos del cuerpo actúen entre sí.

Ese diseño especial no es causado por ninguna ley de la naturaleza, sino producto de una sabiduría exclusiva que hace que la materia tenga vida y que todos seres humanos, animales y vegetales funcionen perfectamente a través de esa estructura inteligente.
Según las demostraciones científicas, el ser vivo, posee billones de células que están sabiamente ordenadas a través de una perfecta estructura molecular de ADN, que hace funcionar inteligentemente todos los órganos del cuerpo, mediante una interconexión continua y permanente –como una cadena- que interactúa y que se articula con todos los órganos de cuerpo para que estos funcionen plenamente.






Los científicos indican que esta estructura molecular de ADN funciona como un sistema de códigos que emiten órdenes para que todo el organismo genere las reacciones que desde el cerebro se ordenan.

Con la compleja estructura del ADN queda demostrado que ninguna materia orgánica, puede crearse y desarrollarse por sí sola sin la intervención de un Ser inteligente. Además deja claro que no existe ninguna ley natural que pueda hacer que un ser vivo biológicamente se desarrolle por sí solo y que éste pueda funcionar perfectamente sin un diseño o creación inteligente.

Esa creación inteligente hace que la materia tenga vida y que permite que todos seres humanos, animales y vegetales funcionen sabiamente. El ser vivo posee billones de células cada una de las cuales contiene una perfecta estructura molecular de ADN, que hace que todas las células estén interconectadas entre sí –como una cadena- que interactúa y que transmite y recibe información a cada uno de los órganos de cuerpo para que tenga vida.

Esa estructura molecular de ADN funciona como un sistema de códigos que emiten órdenes para que se generen las acciones o reacciones previamente establecidas. El levantar una mano, implica un proceso de estímulos en el que necesariamente tiene que intervenir las células del cerebro y por ende la estructura molecular del cerebro.




La materia no se puede desarrollar por si misma sin un diseño o creación inteligente. Un sistema de códigos siempre tiene que tener un diseño previo, afirman los científicos.

Desde la teoría del Big Bang

Stephen Hawking. “El Big Bang surgió de una explosión espontánea”

La teoría del Big Bang  o teoría de la gran explosión que es un  módelo científico que trata de explicar el origen del Universo y su desarrollo posterior. Técnicamente, se trata de una colección de soluciones de las ecuaciones de la relatividad general, llamados modelos de Friedmann - Robertson - Walker.  

Con base en una información publicada en la página http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/universo-nacio-de-la-nada-428418.html en la que se hace referencia al nuevo libro del científico británico Stephen Hawking, The Grand Design, se ha desatado toda una polémica debido a que Hawking trata el controversial tema de la existencia de Dios.



De esta manera, Hawking confronta las ideas de Isaac Newton, que aseguraba que el Universo no pudo haber nacido del caos, empujado solo por las leyes de la naturaleza, sino que tuvo que haber la intervención de la mano de Dios en su creación.







Para argumentar su tesis, Stephen asegura que el descubrimiento, en 1992, de un planeta en órbita de otra estrella diferente del Sol, le ayudó a cuestionar la visión del padre de la física. Considera que, al igual que otros planetas, existen también otros universos en los que no descarta que haya vida. Para él, si la intención de Dios fue crear al hombre, esos universos no tendrían sentido.













 Desde el contexto de la Física

Isaac Newton, fue profundamente religioso toda su vida. Dedicó más tiempo al estudio de la Biblia que de la ciencia. Un análisis de todo lo que escribió Newton revela que de unas 3.600.000 palabras solo 1.000.000 se dedicaron a las ciencias, mientras que unas 1.400.000 tuvieron que ver con teología. Se conoce una lista de 58 pecados que escribió a los 19 años.

Newton creía que Dios debía estar involucrado activamente en la naturaleza, porque las leyes que descubrió no parecían funcionar uniformemente en todo el universo. Dios debía mantener las cosas funcionando correctamente.{22} Para personas como Newton, los hallazgos de la ciencia eran estimulantes; los consideraban como la forma en que Dios ordenaba su mundo. "Aun aquellas pocas mentes que habían entregado completamente al universo a la ley natural ordenada", dice Turner, "todavía necesitaban suponer la existencia de Dios. Porque las leyes naturales mismas presuponían un Legislador divino".{23}  

 Louis Pasteur: Quien fue reconocido por haber hecho importantes aportes en el campo de la química y la biología, creando vacunas contra  la rabia y contra el ántrax y la técnica de la pasteurización demostró mediante pruebas científicas que todo ser vivo procede de otro ser vivo; lo cual dejó sin fundamento la teoría  de Charles Darwin, sobre la generación espontánea que señalaba que podía surgir vida compleja animal y vegetal de manera espontánea a partir de la materia inorgánica.
http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_generaci%C3%B3n_espont%C3%A1nea  "La géneration spontanée est une chimère" ("La generación espontánea es un sueño (la frase en francés alude más a su carácter quimérico") (Louis Pasteur). La "ley de la biogénesis", demostró que la vida no se origina espontáneamente de cosas no-vivas presentes en el medio.

Todos los descubrimientos científicos posteriores han confirmado la Ley de la Biogénesis. Jamás se ha observado que la vida celular surja de la materia muerta. La ciencia nuevamente destruía los fundamentos de la teoría de Darwin
 
La ciencia a través de pruebas científicas y particularmente de Louis Pasteur  demuestra una y otra vez la Ley Básica de la biología (biogénesis): la vida proviene de la vida.

Pasteur demostró al mundo científico que la vida proviene de la vida y no de materia muerta como indicaba Darwin.
http://es.wikipedia.org/wiki/Biog%C3%A9nesis

Desde las investigaciones científicas.  El Sudario de Turín, evidencia la existencia de Dios en Jesucristo.

El Sudan de Jesucristo, considerada “la pieza religiosa más importante y misteriosa de la historia”. 

El sudario de Turín —también conocido como la Síndone, la Sábana Santa o el Santo Sudario— es una tela de lino que muestra la imagen de un hombre que presenta marcas y traumas físicos propios de una crucifixión.  Se encuentra ubicado en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en Turín  (Italia).
    http://es.wikipedia.org/wiki/Sudario_de_Tur%C3%ADn

“Lo que se ve en el Sudario de Jesucristo nunca se ha visto en ninguna figura impresa. No es pintura, no es una fotografía, ni tampoco ninguna pieza de arte; es algo inexplicable”

“Los efectos y las características del Sudario de Jesucristo nunca se pueden lograr si se pinta una imagen sobre una estructura plana.  En la época de Jesucristo era imposible haber pintado una imagen con los efectos tridimensionales y las características que posee el Sudario, indican los científicos, tras afirmar que esta tela tuvo que arropar a una forma humana tridimensional”.

Para muchos científicos del mundo, esta sabana que cubrió el cuerpo de Jesús durante los días que estuvo en su sepultura, se ha constituido en una de las pruebas físicas de la existencia de Jesucristo y en una verdadera evidencia  del poder divino de Dios en Jesucristo; pues el Sudario posee unas particularidades únicas y excepcionales que han sido inexplicables y difíciles de comprender.

Con estas palabras, un grupo de científicos que participó en una serie de investigaciones dieron a conocer los resultados de su trabajo en un documental producido por The History Channel, uno de los canales con más teleaudiencia en Latinoamérica. Aquí otros detalles.

“Nadie ha podido demostrar cómo se produjo la imagen. Todas las heridas que se muestran en el Sudario son las mismas a las que se refiere la Biblia. Es un hombre que fue azotado y crucificado. Las heridas están marcadas en el sudario, mucha sangre salió de la Cabeza y de  la espalda.

Esas manchas cuentan una época de terror. La sangre fue examinada y es sangre humana. En el bigote se ve la sangre. Las imágenes de sangre son más rojas que las del cuerpo.

El Sudario ha sido sometido a analizadores de imágenes, gráficas computarizadas y a la tecnología más avanzada. Las imágenes digitales se acercan a la resurrección.

Es una representación tridimensional lo cual no sucede con ninguna pieza de arte ni fotografía solamente con el sudario.

Se ve una representación tridimensional de relieve de la intensidad de las estructuras del sudario. Esa imagen aparece en la pantalla con ese asombroso contorno en tercera dimensión. Eso no sucede nunca con ninguna pintura, ni con ninguna pieza de arte; ocurrió únicamente con el sudario.

Esa tela tuvo que arropar a una forma humana tridimensional. Eso no sucede si se pinta sobre una estructura plana”.

“No es pintura, no es una fotografía, ni tampoco ninguna pieza de arte”.

“No hay nada que una más a la ciencia y a la religión que el sudario”. Esa imagen de Jesucristo en el Sudario posee una información tridimensional, encerrada en una superficie bidimensional. La información está en 3 D pero la imagen en 2 D.

Tuvo misteriosas desapariciones. Duró desaparecido 300 años. Reaparece en 1.525 es anunciado como el fiel imagen de Jesucristo, no hecho por humanos.

En el 2009 un investigador del vaticano desentierra un documento que muestra que  en el siglo trece un grupo secreto de monjes franceses conocido como los templarios adoraban un manto con la imagen de Jesús”.

Contexto geográfico

El Edén, existió; otra prueba de la veracidad de los relatos bíblicos.
.

La enciclopedia Wikipedia, cita como fuente a la Biblia, indicando que el huerto o jardín de Edén habría existido al oriente de la región también llamada Edén, una región que se hallaría en el Cercano Oriente. Señala que de él salía un río que se dividía en cuatro, llamados: río Pisón, que se dice, rodeó toda la tierra de Havila (Arabia); el río Gihón, que habría rodeado toda la tierra de Cus (Etiopía); el río Hidekel (río tigris; que iría al oriente de Asiria; y el río Éufrates.



El Edén, según el relato bíblico del libro del Génesis es el lugar donde había puesto Dios al hombre después haberlo creado a partir del polvo de la tierra.
Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso ahí al hombre que había formado.  Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto del Edén, para que lo labrara y lo guardase.  

El Edén es descrito como un parque en que los árboles y las plantas de toda especie que embellecían el paisaje proveían alimento en amplia variedad.8 también que Dios puso ante Adán “todos los animales domésticos y... las criaturas voladoras de los cielos y... toda bestia salvaje del campo”. 9 Las aguas del río “que procedía de Edén” regaban el suelo de Edén.10 El hecho de que el hombre estaba desnudo permite suponer que el autor imaginaba un clima templado y agradable.   http://es.wikipedia.org/wiki/Ed%C3%A9n

Desde el análisis y la reflexión personal del autor de este escrito: Héctor Salinas Castellanos. 

Quienes se preguntan cómo es Dios, cometerían una gran equivocación si se llegaran a imaginar que es alguien parecido a nosotros. Un ser que creó el sol, la luna, las estrellas, el firmamento, el cielo, la tierra, el agua, el aire, el ser humano, las especies animales y vegetales, y que además de todo, creó la vida, nunca podrá ser parecido a nosotros. Si bien es cierto que somos inteligentes, nuestra mente no alcanza a dimensionar una mínima parte de lo que verdaderamente es Dios. Somos una mínima molécula frente a lo que verdaderamente es Dios. 

Si el universo surgió de la nada de todas formas existe.  Si no surgió de la nada, también existe.
La frase “nada puede haberse creado de la nada” confirma desde cualquier contexto, que el universo tuvo que haberse creado por una acción y por un autor.  Ha quedado científicamente demostrado que la vida surge de materia viva y no de materia inorgánica o muerta.

El universo existe y aún cuando no podemos hallar una explicación sobre cómo existe de todas formas, es una realidad lo cual se puede aplicar  al origen de Dios, a quien gran parte de la humanidad le atribuye la creación del universo. Los que niegan la existencia de Dios, nunca han podido demostrar que no existe. Hay muchos elementos de la tierra y del universo que no podemos ver y sin embargo existen.  


Y la respuesta para quienes se preguntan de dónde proviene Dios, la encontramos en el texto del Evangelio Jn 3,7-15, que nos habla de aquello que no vemos pero existe y además se manifiesta en nuestras vidas y en nuestras almas: Jesús dijo a Nicodemo: “El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Si al deciros cosas de la tierra, no creéis, ¿cómo vais a creer si os digo cosas del cielo? Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre”.

Existen muchísimas teorías acerca de la creación del ser humano, pero no sabemos a ciencia cierta cuál de todas tiene la razón; pero lo irrefutable es que existimos.

Tampoco hemos podido saber a ciencia cierta si el Bing Bang fue un fenómeno ocasionado o que se produjo espontáneamente sin la presencia de materia física; pero el universo, es una realidad.  Aun cuando no sabemos quién tiene la razón acerca de la forma como se creó el universo,  lo cierto es que está presente. 

Nadie ha podido demostrar si “la nada” existió en algún momento y si ésta se constituyó en la antesala del principio del universo.  Se habla de un Bing Bang, pero nunca se ha dicho cuándo, dónde, cómo y por qué se produjo este fenómeno.

Es razonable y muy lógico creer que si ese fenómeno tuvo efectivamente ocurrencia y dio origen a la vida, entonces tuvo que existir un hecho que lo antecediera y así sucesivamente una infinidad de sucesos atrás que nos llevaría a recorrer una cadena interminable de acontecimientos.

Aquello que se produce es la consecuencia del algo, y por lo tanto, en todo hecho que acontezca no solo debe existir una causa, sino alguien que lo haya causado.

Pero suponiendo que el Bing Bang, fue el comienzo del universo y que ese fenómeno no fue producido de la nada, valdría la pena que reflexionáramos acerca de las siguientes preguntas que tienen que ver con la nada.

¿Ese fenómeno en el que no existía tiempo, ni universo, ni absolutamente nada, cuando existió? ¿Dónde ocurrió ese fenómeno si no había nada? no había un lugar donde hubiera ocurrido.

Cómo se iba a producir el Bing Bang, si no podía haber absolutamente nada, ni materiales; substancias, gases, en fin. En estas circunstancias  era imposible hablar de un cómo,  si supuestamente no podía haber nada que lo produjese.

Tampoco podía haber un por qué,  ya que no podía haberse causado solo, no podía haberse generado una consecuencia, sino había nada que lo causara.

Siempre que ocurre un fenómeno es obvio que debe haber un lugar, un cómo y un por qué.
Si existió,  obviamente se generan los siguientes  interrogantes:

¿Cuándo? ¿Dónde? ¿En qué lugar de la nada se produjo el Bing Bang?

No puede demostrarse que no hubo nada, porque de esa nada, si se pueden preguntar muchas cosas que nadie tiene respuestas.

¿Cómo se demuestra que existió la nada, si no había nada?  Hasta el momento no se ha demostrado que existió la nada.

Si se pudiera demostrar que existió la nada, también se podría demostrar como de la nada se pueden crear cosas reales como universo, la vida y todo un mundo de maravillas.

Con la compleja estructura del ADN se ha demostrado que ninguna materia orgánica, puede crearse y desarrollarse por sí sola sin la intervención de un Ser inteligente. No existe ninguna ley natural que pueda hacer que un ser vivo biológicamente se desarrolle por sí solo y que éste pueda funcionar perfectamente sin un diseño o creación inteligente.

Cuando se habla que todo diseño inteligente es producto de una creación y que la materia por sí sola no puede funcionar sin una programación previa, entonces surge la pregunta ¿quien estuvo detrás de estas creaciones?

Con el hallazgo de restos que tienen billones de años, se confirma que este mundo no surgió tan rápido que ya todo está descubierto.

Las demostraciones científicas de la existencia de Dios que han hecho los más connotados hombres de ciencia se basen en todos los fenómenos físicos que evidencian que el universo es perfecto.  
Desde la posición estratégica de los planetas, la distancia exacta entre cada uno de ellos y todo lo que hace posible que se mantengan en esos lugares sin ningún riesgo ni amenaza para la humanidad; la rotación precisa, la fuerza de gravedad, los fenómenos del espacio y otros aspectos en los que cada uno de los elementos y partes que lo componen funcionan sabiamente. El concepto de perfección también lo llevan al ser humano, al mundo animal y a la naturaleza; igualmente a la forma como el planeta se recupera por si solo cuando por es afectado por los abusos del hombre.
Pero no obstante, hay opiniones adversas frente a la perfección del mundo en las que se señala que si hubiese un Dios, todo sería perfecto, “que no pasarían cosas malas, que nadie se enfermaría  y que –incluso- nadie tendría que trabajar; en fin, que todo les caería del cielo”.



Las cosas malas que le suceden al ser humano no se pueden mostrar como injusticias de Dios. Por el contrario, esas cosas adversas que les ocurren a las personas demuestran que esto proviene de alguien que evidentemente existe y que  está impartiendo justicia. 
Si Dios no existiese entonces nunca habría justicia para nadie y frente al mal no pasaría nada.  Cuando la justicia del hombre falla, la justicia de Dios, no.


Quien le hace mal a la humanidad recibe su propio castigo; y aunque -aparentemente- se vea muy bien a quienes han hecho el mal, gozando de los mejores privilegios, -dinero y poder, lo único que no se sabe es cómo viven interiormente; quizá obsesionados, preocupados, perseguidos, obstinados, es decir, viviendo  su propio infierno y preocupados por la forma cómo van a terminar.  

Cuando cada quien recoge de lo que  cosecha, se convalida aún más la existencia de Dios, porque solo Él le hace llegar a cada quien, el premio o el castigo por lo que hace. 

Juzgar a Dios, solo porque consideramos "injusto" algo que le ocurre a la gente no es una razón para acusarlo, pues, muchas veces se falla por ingenuidad y por múltiples circunstancias y ni siquiera el ser humano se da cuenta. Dejemos de ser jueces y de seguir condenando al Ser más sabio, más perfecto y más extraordinario de este mundo.

Pretender atribuirle la culpa a Dios, por no saber la cusa de los sufrimientos de la gente, es injusto. “La mente humana es muy frágil y débil” , indica Albert Einstein.

Dios nos dio el libre albedrío; lo más meritorio para Dios es que cada quien se convierta con su propia fe y esfuerzo. Para Él, es mucho más importante que lo sigamos y lo amemos por nuestra propia  voluntad  y no por obligación. Es por eso que amar a Dios y ser buen cristiano significa ante todo agradarlo y apartarse del mal.

Cada quien es responsable de lo que hace. Dios nos dio la libertad, la decisión y la voluntad de actuar, pero con una gran responsabilidad. En la justicia de Dios, quien hace el mal se condena y tiene que pagar el precio de sus actos; pero también cada quien se salva cuando se aparta del mal. Cuando alguien atenta contra una persona y le hace daño, entonces también hay quienes atentan contra ese ser que hizo daño e incluso contra lo él más quiere”.

La vida no tendría sentido si Dios no nos hubiera dado el poder de tomar nuestras propias decisiones, y en esto baso la perfección de Dios, porque no fuimos creados como sus robots, como sus títeres o como sus marionetas. ! No!  Dios nos dio la libertad y la decisión de creer o no creer en Él.  La justicia de Dios, es perfecta: Es la única que nos llega a través de la conciencia; todos sentimos amargura, infelicidad y el peso interior de nuestras culpas, cuando hemos fallado. También es cierto que la única y verdadera felicidad llega a quien realmente la merece y a quién no se ha apartado de Dios.




Solo un ser infinitamente poderoso es el que nos hace sentir a  través de presentimientos cuando algo nos va a ocurrir.  Solo Dios, es quien nos anticipa y nos muestra a través de los sueños -como premoniciones- acontecimientos que se manifiestan en realidades a lo largo de nuestras vidas. 

Hay muchos interrogantes que aún no se han despejado acerca de la vida, entonces, con mucha más razón la respuesta sobre la procedencia de Dios, no es tan fácil absolverla por tratarse justamente de un ser extraordinariamente poderoso e infinito.




Todo lo que vemos a nuestro alrededor existe y sin embargo quienes desconocen la existencia del Hacedor lo hacen seguramente porque también desconocen el mundo en que viven. Pero ese mundo es una realidad como lo es el universo, el sol, las estrellas, los planetas, el mar, el aire, la tierra, el ser humano, los animales, las plantas, el agua.  Todo existe y no obstante no tenemos una respuesta clara. 





Miles de millones de personas de todo el mundo han admitido que nosotros somos diminutos; y por esta circunstancia no podemos entender la razón de Dios. Una muestra de ello, es que existen problemas que prácticamente ha creado la misma humanidad y aún no han podido ser resueltos por los científicos, como la cura contra el cáncer, el sida  y otras enfermedades y no obstante, tantos estudios e investigaciones y toda una vida dedicados a combatirlo,  aún no hay resultados satisfactorios. 

¿Si existimos nosotros,  por qué Dios, no?


Ahora veamos el significado de Dios desde otros contextos o perspectivas más comunes:




Dios es una fuerza extraordinaria que existe como la fuerza de gravedad, los átomos, el  sol, la luna, la tierra, el mar y todo el universo.
  



Hay personas que conciben a Dios como el culpable de todos los males.






Algunos lo perciben en el sentimiento y en el amor hacia el ser humano, hacia los animales y hacia la naturaleza.
 



   

Dios es para algunos, una palabra para resaltar a quien se le considera como insuperable en algo.



   Desde el contexto de los no creyentes Dios, es considerado una
   imaginación del ser humano..
  







Existen demostraciones científicas que confirman la existencia de Dios, como las de Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, René Descartes, Michael Faraday, Jaime Clerk Maxwell, que se encuentran en los siguientes liks.

  Galileo Galilei

                                                                                      
  http://creyentesintelectuales.blogspot.com/search/label/Isaac%20   
                       
   Nicolas Copernico

·  http://creyentesintelectuales.blogspot.com/search/label/Nicol%C3%A1s%20Cop%C3%A 9rnico                                       
   Rene Descartes                        

   Miguel Faraday